lunes, 7 de abril de 2008

Otro cauce (2)

La sigo: más de una vez tuve la sensación de percibir una bifurcación en mi vida. Algunas veces fue durante la toma de decisiones que considero importantes. Otras, en cambio, fue al vivir hechos cotidianos, como por ejemplo al doblar en una esquina cuando más de un camino me llevaba a destino.
Cuando ese otro yo se manda en una dirección distinta me pregunto hacia dónde va, si después se reunirá conmigo o seguirá su propia ruta. No es una cuestión de trascendentalidad o de fatalidad, por todo eso que hubiese sido y para mí no fue. Yo que es.
Será por eso que todo el universo cronoelíptico me resulta tan natural, más allá de las diferencias entre lo que yo creo y lo que plantea Alejandro: su universo no se bifurca, muta y sigue un único camino distinto al anterior.
Alguno de ustedes se preguntará a qué me refiero cuando hablo de universo cronoelíptico. Acá va una lista de textos publicados.
Publicar un comentario