miércoles, 20 de abril de 2011

Buena Cosecha

Soy del 68.
Puede ser que a algunos se les antoje un tanto rancia, pero yo sé que no es así.
Decidí ser de buena cosecha, que es lo unico que a la larga dejamos. Tal vez un poco fuerte, chocante algunas veces. Pero siempre se intenta dejar el mejor sabor.
La verdad, no me importa demasiado cuánta vela hemos gastado. Odín tuvo la viveza de apagarla para que no se gaste, pero a la larga terminó prendiéndola de nuevo para que termine de consumirse. Yo prefiero que se vaya quemando a fondo, de la mejor manera posible.

Hablando de cosechas, fue muy buena la de los saludos. Aunque sea por obra y gracia de FB, hay que hacer click, al menos. Lindo día el 19 de abril para cumplir años.

No sé por qué, pero ya es común que no aguante al año para sacar cuentas y medir los resultados. Tal vez sea que estoy apurado, o que los resultados no me convencen. Aún así, vuelvo a insistir con lo primero: el compromiso de dejar lo único que importa, la buena impronta, sigue en pie. Lo demás es pura cáscara.

Gracias a todos, imaginados e inimaginados compañeros de fiesta, por iluminar mi camino.

Nos escribimos.
Daniel
Publicar un comentario