domingo, 25 de julio de 2010

Twitter, ultracortos y los trenes que vamos dejando.

Hace bastante tiempo, hablando con mi amigo Alejandro Alonso, discutíamos sobre la posibilidad y la validez de los ultracortos.
Estos textos, obviamente, no son cuentos. No tienen la estructura necesaria. Pero son, desde mi punto de vista, completamente válidos. Ojo, no es fácil alcanzar la pericia suficiente como para que realmente se transformen en literatura, y muchas veces se cae en la frase trivial con un dejo de sorpresa por una vuelta de tuerca conseguida con la simple transposición de los personajes o alguna particularidad dentro de la situación. Pero a veces hay cosas interesantes.
Hoy, medios como Twitter, que no están pensados como soporte literario, permiten a través de su limitación en caracteres que algunos autores, medio queriendo, medio sin querer, terminen posteando entradas que definitivamente son ultracortos.
Yo de parabienes, aunque más como lector, y lo disfruto mucho.

Cambiando completamente de tema, y volviendo a uno de mis tópicos favoritos, hoy El Encarrilador bajará del tren. En este pequeño arco argumental estuvo en compañía de varios invitados, aprendimos varias cosas del universo encarrilador (¿o deberíamos decir "los universos"?) y con una participación importante de Los Cartoneros del Espacio, en el que se produjo (según Saurio, su autor) el cameo más largo del mundo... de los Cartoneros, claro.
¿Qué le deparará ahora? ¿Ya estará cerca de su destino? ¿Habrá nuevos personajes, o volverán viejos amigos?
Con El Enca nunca se sabe. Ni siquiero lo sé yo porque, definitivamente, este personaje va definiendo, con el paso del tiempo, su propio camino.
Publicar un comentario