viernes, 31 de diciembre de 2010

El Enca en la oscuridad

Como muchos de ustedes sabrán, estoy republicando las quinientas tiras de El Encarrilador que fueron editadas hasta este momento en Axxón.
Ya conté infinidad de veces cómo fue que empecé a editar El Enca, cómo fue pensada, y varias cosas más. Pero no demasiadas veces hablé de las distintas etapas por las que fue pasando la tira y por las que fui pasando yo durante su concepción, desarrollo y publicación.
Una de esas épocas fue aquella en la que pasan estas tiras. Recuerdo aquella época (fines del invierno de 2004) como una época (otra época más) muy movida en cuanto a lo laboral, casi sin tiempo para nada. Ha habido tiempos peores (o mejores, como se lo mire) donde me fue imposible dedicarle al Enca el tiempo que se merece. Y en ese entonces, recién empezada la tira, me daba mucha pena suspender.
Clemente y Bartolo, sintéticos
Siempre me habían llamado mucho la atención unas tiras de Clemente que el Maestro Caloi había hecho alrededor de la síntesis. Sin querer compararme a él (imposible) y dado que la necesidad tiene cara de hereje, decidí probar que podía hacer algo dibujando los ojitos y esbozando los globitos de diálogo. Y el resultado fueron las tiras publicadas en estos días (si no lo vieron, sigan el link de más arriba). Justo, en el medio, se dio la llegada de Septiembre, mes en el que Axxón cumple años. Así que ahí apareció la torta, y luego la vuelta a las sombras tras el soplar de velitas.
Tiempo, no tuve. Pero me divertí mucho.
Publicar un comentario