viernes, 26 de junio de 2009

Tristeza

¡Ufa!
Veo las últimas entradas y noto que sólo paso por acá para avisar que se murió alguien. Pero es lo que hay, je.

Todos los días se muere (y nace) gente. Pero por esa cosa de los medios en las noticias hay días que parece que son más de duelo que otros: por que hay un tsunami, alguna catástrofe inevitable, un accidente terrible (catástrofe tal vez evitable) o se muere alguna persona que, por alguna razón, es noticia.
Me enteré que ayer murieron cuatro personas con distinto nivel de publicidad: desde Michael Jackson (quien nunca se resignó a ser “afroamericano” y, para muchos, muerto desde hace tiempo) y Farrah Fawcett (una linda mujer que supo brillar hace unas décadas y que en los últimos tiempos apareció luchando contra una terrible enfermedad).
Ayer mismo, además, acá murieron Andrés Cascioli (creador, ente muchas otras cosas, de la vieja Humor y tapista/caricaturista genial, uno de los tipos que mejor ejercieron el humor político de los últimos treinta años) y Guillermo Guerrero, creador de la Lúpin (y del personaje del mismo nombre... y muchos otros más). El primero por su valentía e inteligencia para enfrentar al Proceso de una manera que no pudieron resolver; el segundo, por hacer de la aventura y del humor sano un mundo completo.
Estos dos últimos sí que me dejan triste. Ambos marcaron distintas etapas o facetas de mi vida, y tal vez uno se da cuenta de lo que representan cuando se van para no volver (hoy estoy hecho para caer en todos los lugares comunes, pero es lo que siento).
Ambos, también, dejan un legado. Tal vez el de Guerrero sea más "tranqui", menos "interesante", pero muchos dibujantes de mi edad, y tipos que empezaron con la electrónica, aeromodelismo y otros hobbies "de pibe sano" le debemos algo. Pienso, también, que Guerrero mereció unos últimos años más justos: justo antes del número 500 de la La Lúpin, falleció su socio de toda la vida, Héctor Sídoli, y por alguna razón que desconozco los familiares de este último no permitieron (tal vez alguna diferencia legal) que la revista siga llamándose así. Y Guerrero salió con la Pinlu...
No me gusta decir "se están muriendo todos", porque la muerte es algo natural y, por suerte, también "se están naciendo otros todos". Pero no quería dejar pasar la oportunidad de darles las gracias por última vez y mi peque;o homenaje a estas dos personas que de una manera u otra me marcaron.
Publicar un comentario