sábado, 15 de septiembre de 2012

Tendencias creativas personales

Quizás muchos de ustedes no estén muy enterados, pero desde hace un tiempito volví a integrar un taller literario entre pares, algo que solíamos hacer, hace ya bastante tiempo, con gente del CACyF y de Axxón en particular.
Y no hay caso, che. No aparece esa producción que uno espera generar a partir de ese fecundo intercambio de ideas tan común en grupos de este estilo (y más si el hilo conductor es la literatura fantástica). Pude escribir algunas cosas, pero no demasiado.
Pero sí puedo llegar a generar una, dos o más ilustraciones en una semana. Nada brillante, pero sale. Y sale porque quieren, necesitan salir, ser creadas.

¿Por qué?

Pensando sobre eso, creo entender por dónde viene la cosa:
Mi trabajo es escribir. Programas de computadoras, ejercicios sobre programación, apuntes sobre teoría, y más programas. Todo el tiempo armando rastis de palabras y símbolos. Creativamente.

La creatividad busca no aburrirse, y se ve que en mi caso, hoy, busca expresarse evitando las palabras.
Así que la hago corta y me voy a dibujar.
Publicar un comentario