domingo, 15 de enero de 2012

Famélica

Hace un tiempo, y por culpa de gente de otro blog terminé reescribiendo una canción de Armando Manzanero, la que terminó en una entrada de este mismo blog.
Me gustó, y en ese mismo momento apunté la mira a otra canción, ahora de Nino Bravo.
No creo que haga falta decir de cuál se trata, pues es muy conocida.
Se la dedico a todas aquellas personas (especialmente mujeres) que viven obsesionadas con su figura y un modelo impulsado por un mercado muy cruel, al que nada le importa su salud. Es un tema muy serio y seguramente no debe tomarse a la chacota. Pero bueno, a veces un poquitín de aire ayuda a revisar on menos peso un tema tan atroz, el que lamentablemente tiene lados más oscuros y atroces, pero eso ya es otro tema.

Aquí están los versos, ustedes complétenlos con la música.


Famélica

Aunque tomes mucho sol
y te pongas rubor
y tapes tus ojeras.
Aunque nadie diga aún
que no tapas la luz
ni dejas huellas.
Si fue el fuego de un amor
o fue por otro error
que ya nadie resuelva.
Yo debo decirte igual
que si te agarra un viento

te vas de la Tierra.

Famélica, famélica
en este inmenso festín
vos vas famélica.
Aunque me oigas con desdén
vivís famélica.

Cada noche sin comer
muy bien se empieza a ver
y no te miento
que perdiste la noción
que ni tenés color
¡cuánto lo siento!
Ya no sos aquella flor
del ritmo arrollador
en sus caderas.
Apenas te podés parar
y es que algo queda aún
de alimento en tus venas.

Famélica, famélica
aunque todo sea un festín
seguís tu dieta.
Sólo vos te ves tan bien.
¡Estás famélica!
Publicar un comentario