miércoles, 28 de septiembre de 2005

¡He sido atacado!

Por una musa. Por mi querida, entrañable, adorada musa.
Fue de madrugada, casi, cuando ya estaba a punto de irme a dormir. Pero, ¿qué puedo decir en su contra?
Nada, no puedo decir nada. Me dicta con tanta claridad que no tengo más que seguirle el apunte.

El resultado se llama "Alienígenzoos" y se puede leer en la tanda de ficciones breves del número 154 (Septiembre de 2005) de Axxón.
Publicar un comentario